14/12/09

¡PREGUNTE, Y TRIUNFARÁ!



Hay un dicho: “El mundo pertenece a quienes averiguan”. Bien, averiguar no basta, ¡pero ése es el modo de empezar!

Si puede averiguar lo que está mal, y luego averiguar como remediarlo, está a mitad de camino.

Cuando USA lo que averiguó para reparar realmente lo que está mal, ¡está plenamente encaminado!


Si usted hace una carrera en eso de averiguar lo que está mal, averiguando cómo repararlo, y luego reparándolo realmente, ¡usted será más rico más rápidamente!

Si usted hace una carrera con eso de averiguar lo que la gente quiere, o querrá, o puede ser persuadida para que lo quiera, y averiguando cómo procurárselo, luego se lo procura con un justo beneficio, ¡usted será más rico más rápidamente!

Los ejemplos podrían seguir indefinidamente pero la lección ya es clara: “¡Primero, usted tiene que AVERIGUAR!”.

A menudo se ha dicho: “El poco conocimiento es cosa peligrosa”.

Así es. Y quiero añadir: “¡Demasiado poco conocimiento conduce al desastre!”

En consecuencia, este capítulo-lección es sobre el método comprobado de AVERIGUAR.

Hay un solo modo de averiguar y es PREGUNTAR:

1. Usted podrá preguntar a la gente, o

2. Podrá preguntar a los libros.


Usted tiene que preguntar, debe preguntar a ambos.

Ahora le está preguntando a  este artículo cuáles son algunos de los mil métodos comprobados para triunfar que le capacitarán para ser más rico más rápidamente. Supondremos, pues, que usted sabe cómo AVERIGUAR preguntándole a los artículos o a los libros. Ahora lo está haciendo.

Enfoquemos, pues, cómo podrá usted AVERIGUAR preguntando a la gente.

El método es sencillo: simplemente PREGUNTE.

Si PREGUNTA con cortesía y expectativa, la mayoría de la gente le daré la información que quiere. Es positivamente notable cuánta información valiosa y útil podrá usted obtener sólo PREGUNTANDO.


Esto parece tan elemental que tal vez se asombre de por qué debo mencionar esto. La razón es que pocas personas hacen pleno uso del PREGUNTAR, y la mayoría raras veces usan el método comprobado de PREGUNTAR.

Escuche cualquier conversación —y recuerde las suyas—— y descubrirá que ellas, en todos los niveles, consisten casi enteramente en personas que formulan declaraciones.

Sin embargo, cuando usted formula una declaración ¡no aprende nada! Habitualmente, vio realiza nada tampoco!

Ensaye esto:

Vea cuántas preguntas interesantes podrá formular durante cada conversación en una semana entera, empezando ahora.

¡Trate incluso que su participación en una conversación consista total (o casi totalmente) en su formulación de preguntas! Esto es un desafío real, y tiene una finalidad importante. Pronto le enseñará el valioso arte de formular preguntas.

También le enseñará a estimular a la persona o personas con las que está hablando, en vez de sólo semiescuchar lo que dicen porque usted ya está pensando en lo que quiere decir a continuación.

En las conversaciones sociales. usted sólo necesita formular las preguntas más simples:

“¿Qué hizo después?”

“Entonces, ¿qué ocurrió?”

“ ¿Qué piensa sobre. . .

“ ¿Cuál cree que sería el mejor modo de hacerlo?”

“ ¿Cuál es su idea respecto a...


Podría usted preparar una lista de cien preguntas semejantes. Sería útil si lo hiciera por práctica y por la lista misma que debería ser repasada ocasionalmente como un recordatorio.

Usando el arte de formular preguntas como la parte principal de sus conversaciones sociales, usted ganará rápidamente la reputación de ser el conversador más Interesante y estimulante de la ciudad.

¡Pero eso es sólo el comienzo!

Cuando domine al arte de formular preguntas —y las use con finalidad en los negocios— usted podrá realizar dos va liosos objetivos:

1. AVERIGUARÁ cuanto necesita saber.

2. Controlará toda entrevista porque ésta consistirá en responder a sus preguntas (y usted controlará las preguntas).


¡PREGUNTANDO usted podrá preparar su camino hacia el triunfo!

Uno de mis libros de métodos comprobados para triunfar, “EL TRIUNFO DE LA VOLUNTAD. . . “, tiene toda una parte sobre los métodos positivos de’ PREGUNTAR. He aquí una de las muchas sugerencias de ese libro:

PIDA las opiniones expertas sobre sus planes o problemas. Pida a los peritos sus opiniones críticas. (La mayoría pide opiniones cuando en realidad quiere halagos.) ¡Pula sus planes con ideas de los peritos!

Estará agradablemente sorprendido por la voluntad de la mayoría de los expertos en darle gratuitamente una información valiosa, cuando se las piden bajo las siguientes condiciones:

a) Si el pedido no es evidentemente un intento de obtener un consejo profesional gratuito por el que el experto recibe normalmente grandes retribuciones.

b) Si el consejo solicitado puede darse espontáneamente sin una investigación que consuma tiempo.


Aprenda y use métodos positivos sobre PEDIR y se convertirá en un perito en ser más rico más rápidamente.


M. R. Kopmeyer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada