20/10/09

Acerca de la Pasión




Una teoría, que durante muchos años tuvo gran aceptación popular, proponía la idea de que los individuos que se salen de lo común están dotados de cerebros de mayor tamaño que la gente normal. Pero algunos experimentos en los que se pensó, de hecho, el cerebro de varias personas prominentes, demostraron que no había diferencias con respecto al peso medio de las personas más comunes.


A menudo se ha considerado que una mejor educación podría explicar la diferencia. Sin embargo, ni Einsten, que revolucionó la forma de pensar en la física, ni Von Braun, que fue el pionero en la exploración espacial, obtuvieron título de doctor. Muchos de nuestros más grandes artistas, de nuestros mejores ejecutivos de negocios, empresarios, granjeros y filósofos, tienen una educación formal limitada. De hecho existe un verdadero problema en la cuestión de la educación formal. La gente se queda muy tranquila pensando que, por el mero hecho de que les den un titulo, que no es más que un pedazo de papel, tienen el éxito asegurado.


Un científico, ganador reciente del premio Nobel de Química, dijo:


"Estoy totalmente obsesionado con la química. Es mi vida. Vivo para lograr explicar la naturaleza de la materia".

Esta obsesión o entusiasmo es lo que explica su éxito.


La cantidad de entusiasmo que tenemos, en potencia, todos nosotros, es ilimitada. Todos tenemos la posibilidad de hacer uso de la cantidad de entusiasmo que queramos. Si nos entregamos con poca fuerza, el resultado que obtendremos será pequeño. Pero si ponemos mucha energía en lo que hagamos, lograremos grandes éxitos. Uno consigue lo que quiere en proporción directa al entusiasmo que se pone en lo que se hace.

Un gran éxito siempre está acompañado por un gran entusiasmo.
Por el contrario, los fracasos siempre suelen estar unidos a la falta de entusiasmo.


Robert Singer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada