6/10/09

Cómo Fabricar su Triunfo

El triunfo es un producto que se fabrica. Es tan real, tangible, visible, útil y valioso (o más) que cualquier otro producto manufacturado. Tan pronto usted se dé cuenta de esto, descubrirá que triunfar es fácil. Entonces sabrá que su triunfo no depende de su destino, fortuna ni fuerza mística alguna. Simplemente usted fabrica su triunfo del mismo modo práctico y sensato con que se fabrica cualquier producto.

El material de su triunfo ya lo posee o puede obtenerlo fácilmente.

Los métodos para fabricar su triunfo están a su disposición en muchísimas obras, cursos y seminarios serios. Estos son fáciles de entender y usar, y de triunfo seguro. No exigen talento especial, ni educación especial, ni nada que la persona del común no tenga ahora ni pueda conseguir fácilmente.

¡Fabricar el producto llamado TRIUNFO es tan fácil que cualquiera puede hacerlo y todo el mundo debería hacerlo!

Usted simplemente usa los métodos de fabricación que son los mismos o similares a los procesos de fabricación que se usan en cualquier producto.

CÓMO FABRICAR SU TRIUNFO
Deberá saber cuál será su producto completo. Deberá saber qué quiere, qué clase de triunfo quiere fabricar.

Su material básico deberá ser su ocupación y la sucesión de puestos que deberá recorrer para llegar a ser su producto completo: un TRIUNFADOR.

Es importante entender que, aunque su ocupación es el material básico con el que fabricará el TRIUNFO, su ocupación es sólo el material y la extensión de su triunfo será de terminada por los métodos que aprenda y use para mejorar su especialidad laboral y todo el resto de sus actividades en la vida.

Usted puede mejorar grandemente su especialidad laboral y, sin embargo, ser en la vida un miserable fracasado.

Los estudios, a través de los años, demuestran coherentemente que el triunfo se debe a:

a) Capacidad para realizar un trabajo satisfactorio.... 15 %

b) Características personales de triunfador.... 85 %


La confirmación de las estadísticas precedentes está en los estudios de por qué fueron despedidos empleados de sus trabajos:

a) Insatisfactoria capacidad laboral.... 15 %

b) Cualidades personales que no gustan.... 85 %

He ahí por qué es tan importante aprender y usar métodos comprobados. Son muy efectivos en el mejoramiento de la especialización (15 % del valor de su empleo), pero totalmente efectivos en el mejoramiento de sus cualidades y características personales (85 % del valor de su empleo).

Y, por supuesto, el valor de su empleo es sólo una parte de su triunfo en la vida. De modo que cuando aprenda y use métodos comprobados, éstos acrecientan su triunfo total en el trabajo, en el hogar, en todas partes, en todo instante.

Bien, eso es todo lo que hay para fabricar un USTED TRIUNFADOR.

Pero, habiendo fabricado su producto, aún tiene que presentarlo de modo que impresione. Ninguna compañía fabricaría un producto destinado a triunfar, presentándolo luego de modo vulgar y desaseado. Para atraer o impresionar a la clase de gente cuya opinión, influencia y aprobación usted necesita para que le ayuden a ser más rico más rápidamente usted deberá tener apariencia de triunfador.

Por ejemplo: si no tiene apariencia de la clase de persona que merezca el respeto de las Máximos Ejecutivos, la gerencia no le va a presentar como habiéndole seleccionado para una futura responsabilidad de ejecutivo máximo.

De modo que no sólo deberá fabricar un USTED más triunfador, sino que su presentación deberá demostrar eso a primera vista.

Recuerde que las personas estudiosas conocen todo, pero las personas triunfadoras conocen a todo el mundo, por lo menos todo el mundo que pueda hacerlas más ricas más rápidamente.
¡Usted tiene que ir donde está la persona “correcta”. ¡Vaya donde estén la mayoría de las oportunidades y las más grandes! ¡Vaya donde el dinero circule!

Aquí sólo estamos hablando de algunas ideas-clave que deberán ser necesariamente el esbozo de un plan. Sólo usted podrá llenarlo de pormenores, pero cuando lo haga -—y si sigue todo los pasos de este plan— descubrirá que su triunfo no depende del destino ni de la fortuna ni de fuerza mística alguna.

¡Usted fabrica su propio TRIUNFO!

M. R. Kopmeyer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada