27/8/09

Características de la atención (II)

Inteligencia Cognitiva: Captación Veloz de Datos

Sin INTERÉS no habrá ATENCIÓN. Sin embargo, aun habiéndolo, podemos experimentar problemas en el momento de ATENDER a una persona, a un tema o a una situación.

Todos sabemos que nuestra atención falla. Estas fallas se producen por dos motivos básicos

1) Existe un “INHIBIDOR” de la ATENCIÓN.
2) La ATENCION es FRAGIL y FUGAZ.

1) El “INHIBIDOR” principal es el filtro inconsciente del ‘principio placer-dolor’.

Todos pasamos por la experiencia de ignorar situaciones porque sabemos, consciente o inconcienmente, que se esconde una posibilidad dolorosa, o a veces, simplemente fastidiosa.

Si dijimos que la ATENCIÓN se alimenta de INTERÉS, ese INTERÉS podría considerarse como una ‘comida rica’ (nos gusta) . ¿Existen las ‘comidas desagradables’, a las que conviene o es necesario prestar atención?

Esas ‘comidas desagradables’ son los infaltables problemas que, muchas veces, UNO SE NIEGA A AFRONTAR.

“Debido a nuestro temor por el dolor que conlleva, la mayoría de nosotros, de una manera u otra, intentamos evitar los problemas”.

2) La ATENCIÓN es FRÁGIL y FUGAZ porque descansa en una cualidad difícil de alcanzar y sostener : el SILENCIO MENTAL. Se trata de una experiencia común : no podemos atender a algo o a alguien si estamos pensando en otra cosa.

La relación entre ATENCIÓN y SILENCIO es tan directa,
que se puede establecer una cantidad directamente proporcional entre SILENCIO INTERNO y ATENCIÓN.

Y la importancia del SILENCIO tiene proyecciones más allá de lo que creemos.

Porque como lo expresó Thomas Carlyle:
‘EL SILENCIO ES EL ELEMENTO EN DONDE LAS GRANDES COSAS SE FORJAN’.


Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada