31/8/09

La perseverancia también es superar el desánimo

Cuando usted sienta que sus fuerzas flaquean, lo acosan las dudas sobre su fortaleza o se siente abatido, siga actuando, aunque sea más despacio, con menor intensidad, pero siga actuando.

La propia acción, o sea, la perseverancia, provee energía.

Grábese en su mente las palabras de un espíritu luchador como el de la escritora Enriqueta Ward Beecher que, habiendo experimentado lo que decía, se expresó así para la posteridad: ‘ES LA DERROTA LA QUE CONVIERTE EN HIERRO LOS HUESOS Y EN ACERO LOS MÚSCULOS, Y HACE INVENCIBLES A LOS HOMBRES Y FORMA ESAS HERÓICAS NATURALEZAS QUE MANDAN HOY EN EL MUNDO. NO HAYA TEMOR DE LAS DERROTAS. JAMÁS SE ESTARÁ TAN CERCA DEL TRIUNFO COMO CUANDO SEAMOS DERROTADOS POR UNA BUENA CAUSA’.

Thomas Alva Edison, después de cada intento frustrado en su laboratorio, sostenía: ‘NO ME SIENTO DESANIMADO, PORQUE TODO INTENTO ERRÓNEO DESCARTADO ES OTRO PASO HACIA ADELANTE’.

Y el orador inglés Edmund Burke aconsejaba: ‘No desesperen jamás ; pero si desesperan, sigan trabajando’.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada