27/8/09

El efecto extraordinario de entrenar la mente y el cuerpo

Inteligencia Práctica: Administración de los Recursos
Mentales y Materiales

"En una serie de artículos para SPORTS ILLUSTRATED, el doctor Roger Bannister explicó cómo consiguió el récord de la milla en cuatro minutos, el 6 de mayo de 1954. El secreto era entrenar tanto la mente como el cuerpo. Y plantar la idea, en su subconsciente, de que esa marca podía lograrse, cuando miles de personas opinaban que no, que se trataba de un record infranqueable. Bannister, sin embargo, intuía que, una vez logrado por una persona, muchos otros podrían alcanzarlo. Y así fue.

En los siguientes cuatro años de la proeza, fue alcanzada nuevamente cuarenta y seis veces.
Quien influyó tan positivamente en Bannister fue el doctor Thomas Kirk Cureton, director del laboratorio de aptitud física de la Universidad de Illinois.

"No hay ninguna razón - dice el doctor Cureton - para que un hombre no posea la misma aptitud a los 50 años que a los 20... siempre y cuando sepa cómo adiestrar su cuerpo".

El sistema del doctor Cureton se basa en dos principios:

1) Adiestre todo el cuerpo;
2) Llegue hasta el límite de su resistencia y amplíe el límite en cada sesión de entrenamiento.


"El arte de batir récords - dice - es la capacidad de sacar de uno mismo más de lo que se tiene. Se castiga uno más y más y descansa entre cada sesión".
Fue Cureton quien sugirió a Bannister que profundizara el entrenamiento de la mente, y éste eligió la práctica del montañismo, superando obstáculos tremendos.
Y como...

...EN LA DISCIPLINA TAMBIÉN RIGE EL ‘DIVIDE Y VENCERÁS’...
"...aprendió también a desmenuzar los grandes objetivos, fragmentándolos.
Roger Bannister pensó que un hombre corría con más rapidez un solo cuarto de milla que los cuatro cuartos de toda la milla. Por consiguiente, se acostumbró a pensar en los cuatro cuartos por separado. Durante sus entrenamientos, corría un cuarto de milla y después daba lentamente una vuelta a la pista para descansar. A continuación, corría otro cuarto de milla.

Cada vez se proponía correr el cuarto en 58 segundos o menos. Cincuenta y ocho por cuatro es igual a 232 segundos, es decir, tres minutos cincuenta y dos segundos. Corría hasta sufrir un colapso, y después descansaba. Cada vez, el punto de colapso iba un poco más allá. Cuando, al final disputó la gran carrera, ¡la realizó en 3 minutos 59,6 segundos!"

El doctor Cureton enseñó a Bannister que 'cuanto más resiste el cuerpo, tanto más resistirá'. Porque al hacer más de lo que se puede, se van fortaleciendo la mente y el cuerpo. Consideraba un mito las creencias sobre el 'exceso de entrenamiento' y el 'desgaste'. Obviamente, destacaba la importancia (y el secreto) del buen descanso.

Vernon Wolfe fue otro experto entrenador de atletismo. Y suscribió la actitud del Dr. Cureton. Siempre enseñó un doble método: la preparación simultánea de CUERPO Y MENTE.
"Si CREE que puede hacerlo - enfatizaba - puede hacerlo las más de las veces. Es el espíritu SOBRE la materia".

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada