31/8/09

La autoestima, en cualquier campo en que nos desenvolvamos, mejora nuestro desempeño

En una prueba científicamente supervisada, se elogió a los estudiantes por su inteligencia y capacidad y, al comienzo de la prueba, se les aseguró que ésta sería fácil para ellos. Al elogio, respondieron trabajando mucho mejor que el término medio y obteniendo notas muy altas.

Luego, los mismos alumnos recibieron otra prueba, igualmente fácil, pero antes de ésta se los criticó y hostilizó, y se les dijo que era demasiado difícil para ellos, y que la harían pobremente. El resultado fue que la hicieron muy pobremente y obtuvieron notas muy bajas.

LA AUTOESTIMA PRODUCE SEGURIDAD EN UNO MISMO, POR LO TANTO, ES EL BUEN HABITO EMOCIONAL.

También es “el combustible más potente para obtener altos rendimientos personales".

En nuestros días, la autoestima puede ser el recurso psicológico más importante que tenemos para ayudarnos a afrontar los desafíos del futuro. Éstos son especialmente evidentes en el lugar de trabajo, en donde empieza a verse claramente que la autoestima no es un lujo emocional, sino un requisito para la supervivencia.

Porque la alta autoestima es también el resorte principal de la motivación.

Las investigaciones recientes contribuyen a esclarecer el importante rol que ella juega en nuestra capacidad para asumir riesgos, adquirir nuevas aptitudes, ser creativos, recibir realimentación, relacionarnos con los demás con justicia y benevolencia, ser productivos y positivos. Necesitamos cultivar estos rasgos tan importantes para funcionar realmente bien en nuestras familias, organizaciones y comunidades.

Por otro lado, los desarrollos en el lugar de trabajo en esta época de cambio acelerado, elecciones y desafíos, exigen una mayor capacidad de innovación, autonomía, responsabilidad personal e independencia, todas ellas cualidades de la autoestima positiva.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada