30/9/09

Del Liderazgo Férreo al Liderazgo Plástico: la Dirección que Aprende

Inteligencia Organizacional: Liderazgo

En la sociedad del conocimiento y en las empresas orientadas al cliente deberá existir una conducción que busque un perfeccionamiento a través de su responsabilidad como líderes.

Las culturas organizacionales descansan de una manera muy importante en el estilo corporativo de liderazgo que tiene su director, presidente o gerente. Es decir, el peso específico de la cultura gerencial en la de la empresa es muy grande. Es lógico pensarlo así, pues la influencia de un líder en el clima laboral de cada unidad de trabajo es mucho mayor que la que cada colaborador, no siendo líder, puede ejercer en dicha atmósfera de trabajo.

Por lo anterior, es muy importante que la cultura gerencial de una empresa pase de una característica férrea, si ese es el caso, a una característica de plasticidad. Aquí presentamos un cuadro comparativo de elementos opuestos en ambos tipos de dirección:

Del control férreo
Al control flexible

1. La única ‘razón’ de sus decisiones es su propia autoridad.

1. Busca encontrar, discutiendo en grupo, las mejores razones para sus decisiones.

2.No permite la retroalimentación crítica.
2. Busca activamente la retroalimentación crítica.

3.Impone soluciones.
3.Crea las condiciones y el clima para encontrar soluciones, e irlas aplicando analíticamente.

4.Da órdenes y controla que se cumplan.
4. Explica su visión, las metas y objetivos, y busca el consenso sobre los caminos para alcanzar los mismos, ganando eficacia a través de la autonomía de los equipos.

5.Legitima sus opiniones a través de la autoridad formal.
5. Busca evidencias para sustentar sus argumentos.


6. Pretende enseñar a los demás.
6.Aprende con los demás.

7.Sus creencias se vuelven dogmas.
7. Revisa permanentemente las consecuencias de sus acciones, que son resultado de sus creencias

8.El trabajo es una obligación.
8.El trabajo es una oportunidad permanente de perfeccionamiento y satisfacción personal.

9.El error lo sanciona individualmente.
9.El error lo analiza, primero, en términos de sistema, organización y motivación.


10. Pretende obediencia a las jerarquías.
10.Entiende a la autoridad como una responsabilidad de crecimiento para con los demás.

Como se puede observar en el cuadro anterior, las diez diferencias que se marcan entre una dirección férrea y una flexible tienen el común denominador del aprendizaje compartido entre los líderes y sus colaboradores.

Quienes dirigen con un control férreo crean ambientes de instrucción, temor y verticalidad, mientras que el control flexible genera aprendizaje compartido, confianza básica y cercanía psicológica en sus ámbitos de influencia.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada