30/9/09

La Alta Movilidad

Inteligencia Organizacional: Liderazgo

LA ALTA MOVILIDAD
Un elemento clave para valorar el capital humano de la empresa es el tomar consciencia -si es posible, ‘consciencia numérica’- de lo que representa la alta movilidad del personal.

Las compañías cuidan mejor a su gente cuando advierten cuánto les cuesta reemplazar a cada persona que se retira o es despedida.

Enumere los costos que su empresa enfrenta a causa de la rotación de personal, y calcule el gasto real por cada sector. Los resultados lo asombrarán:

1. Pérdida del tiempo administrativo invertido en el entrenamiento del empleado que se aleja;

2. El pago al ex empleado mientras estaba aprendiendo las tareas del cargo;

3. Costo de las oportunidades perdidas y la insatisfacción del cliente mientras el cargo está vacante;

4. Costos y honorarios de reclutamiento para hallar un remplazo;

5. Tiempo administrativo dedicado a entrevistar a los candidatos para el puesto vacante;

6. Costo del entrenamiento del nuevo empleado;

7. Sueldo pagado al empleado antes de que conozca realmente su tarea;

8. Costo del tiempo suplementario que el supervisor de la persona nueva debe invertir en ella;

9. Costo de los errores que la persona comete cuando empieza a cumplir su función;

10. Desorganización que la oficina sufre durante el remplazo;

11. Pérdida de conocimiento de la actividad que sólo poseía la persona que se aleja.


El objetivo racional de toda empresa es la máxima rentabilidad, a la cual no se llega únicamente aumentando los ingresos, sino también disminuyendo los gastos que pueden evitarse (por implementación de gestiones equivocadas), como es el caso de la alta rotación del personal.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada