23/9/09

Sobre la Importancia de las Dieta: Comer Poco

Inteligencia Práctica: Administración de la Energía Física

'LA EXPERIENCIA NOS ENSEÑA DE UNA MANERA INDUDABLE QUE LA SOBRIEDAD EN LA ALIMENTACIÓN, MÁS QUE NADA, NOS CONFIERE LA SANIDAD, MIENTRAS QUE LA MULTITUD O LA VARIEDAD DE LOS CONDIMENTOS DEBILITA LAS FUERZAS DEL ESTÓMAGO, Y HACE QUE SEA MENOS AGUDO EL INGENIO, CUYO VIGOR DEPENDE PRINCIPALMENTE DEL ALIMENTO'.
Platón (s. VI a.C.)

COMER POCO
Thomas Moffett, médico del siglo XVII, dijo ya en ese momento que los hombres están "cavándose la tumba con los dientes".

Comer en forma controlada, aún QUEDAÁNDOSE CON HAMBRE, retrasa el envejecimiento y la muerte."Todas las investigaciones médicas demuestran lo mismo. La manera más segura de mejorar la longevidad de los animales consiste en reducirles la ración. Se ha hecho famoso el experimento realizado por el Doctor Clive McCay en la Universidad de Cornell, en el que se tomaron unas ratas de laboratorio y se les redujo la alimentación a la mitad.

Todavía más interesante es el experimento de validación efectuado por el Doctor Edward J. Masaro en la Universidad de Texas, ya que utilizó tres grupos de ratones: a los del primero les dejaron comer tanto como quisieran; a un segundo grupo se le redujo la ración en un 60 por ciento; en cuanto a los del tercer grupo, comieron cuanto quisieron pero reduciéndose a la mitad la proporción de proteínas.

¿Quiere saber lo que pasó? Después de 810 días sólo quedaban con vida 13 ratones del primer grupo; del segundo, el que había visto reducida su ración en un 60%, sobrevivió un 97%; del tercero, que comió cuanto quiso pero rebajando a la mitad el con sumo de proteínas, aún vivía el 50 por ciento.

El Dr. Ray Walford, famoso investigador de la Universidad de California, remata:"Hasta la fecha, la subnutrición es el único método conocido para retrasar con gran probabilidad el proceso de envejecimiento y prolongar la longevidad de los animales de sangre caliente. Estos estudios indudablemente son aplicables al ser humano, ya que se han confirmado en todas las especies estudiadas hasta la fecha".

Desde un punto de vista CUANTITATIVO, consumimos demasiados alimentos, con el consiguiente aporte de demasiadas calorías. Recordemos que en las poblaciones con muchos centenarios la dieta media contiene unas 1.200 calorías. Entre nosotros, esta cifra supone la de una dieta de adelgazamiento.

Pero además nuestra alimentación tiene una serie de problemas CUALITATIVOS, por exceso o por defecto. En relación a los hidratos de carbono, es el exceso de azúcares y la falta de fibra; en relación a las grasas, el exceso de las de origen animal frente a las vegetales; en relación a las proteínas, su ingesta excesiva, y por último, respecto a las vitaminas y minerales, la necesidad de completar la alimentación con oligoelementos.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada