23/9/09

Sobre la Importancia de las Dieta: las Fibras

Inteligencia Práctica: Administración de la Energía Física

LAS FIBRAS
¿Por qué necesitamos suplementos vitamínicos? Porque limpiamos nuestro arroz, nuestro trigo, refinamos la caña de azúcar y tiramos los nutrientes esenciales para la metabolización de los mismos alimentos que consumimos. El azúcar contiene cromo y otros microminerales necesarios para su metabolización, pero se encuentran en la parte que eliminamos.

La harina que consumimos hoy retiene sólo, en el mejor de los casos, sólo un 10 por ciento de vitamina B6, un 20 por ciento menos de la tiamina del trigo y nada de la vitamina E. Nuestra dieta no es ni tan rica ni tan variada como parece. La mayoría de lo que consumimos está compuesto por carbohidratos muy purificados, principalmente almidones y azúcares, tanto como cantidades substanciales de grasas y aceites.

Uno de los elementos más descuidados en nuestra alimentación es la fibra.

Los africanos, que tienen una dieta con alto contenido de fibra, desconocen las enfermedades coronarias, el cáncer de colon y recto, la apendicitis, las hemorroides, las venas varicosas, la flebitis, la hipertensión y la obesidad.

Finalmente, una dieta rica en fibra es la DIETA NORMAL, NATURAL Y RACIONAL DE LA HUMANIDAD DURANTE LOS ÚLTIMOS 50.000 AÑOS. No puede haber riesgo alguno en una dieta fibrosa que se mantuvo por más de 50.000 años.

La dieta fibrosa es menos costosa, ELIMINA LA CONSTIPACIÓN, satisface más fácilmente y favorece así la reducción de peso.

Consumiendo gran cantidad de fibra de cereales, o sea, una dieta fibrosa, se ha probado INCONTROVERTIBLEMENTE QUE SE AUMENTA LA EXCRECIÓN DE COLESTEROL DEL CUERPO.

En otras palabras, la dieta fibrosa reduce el nivel de colesterol AUNQUE EL SUJETO CONTINÚE COMIENDO UNA DIETA ALTA EN GRASA.

Para convertir la dieta común occidental en una dieta fibrosa, se requieren los siguiente cambios:

1. Use solamente productos integrales como trigo entero, avena arrollada o arroz integral.

2. Consuma frutas frescas y vegetales crudos o apenas cocidos con semillas, hilos y cáscaras, si es posible.

3. Corte al mínimo la consumición de azúcar refinada, bebidas dulces, grasas y carne. En cuanto al tipo de fibra, la mejor es el 'afrecho' o 'salvado' de trigo, cinco veces más efectivo, por ejemplo, que la harina integral.


Para un adulto tipo pueden ser dos cucharadas de té tres veces por día. Algunos necesitan hasta tres cucharadas, mientras otros están bien con sólo una tres veces por día. Los chicos entre cinco y trece años comienzan con la mitad de la ración mínima, o sea media cucharada tres veces por día. Los chicos entre tres y cinco años necesitan sólo media cucharada cada 24 horas.

Uno de los principales beneficios de una dieta con gran porcentaje de fibra es una clase de sentimiento indescriptible de bienestar, la sensación de que, finalmente, después de muchos años, el cuerpo está funcionando de la forma en que siempre ha debido funcionar. Gente que ha seguido la dieta describe la sensación como 'sentir que la máquina marcha sola’, o 'sentirse alerta y con energías de la forma en que me sentía hace 20 años', o simplemente, 'estar vivo nuevamente'. Cuando usted experimente la sensación, lo comprenderá.

La gran ironía de nuestro tiempo es que mientras las personas con problemas de peso tratan de ahorrar 10 calorías aquí y 20 calorías allá, y limitan desesperadamente los carbohidratos a 30 gramos diarios, millones de personas de otras partes del mundo consumen 3000 calorías diarias y 600 gramos de carbohidratos sin aumentar ni un kilo. Los africanos y asiáticos rurales, por ejemplo, se conservan esbeltos a lo largo de su vida consumiendo una dieta alta en calorías y en hidratos de carbono. La única diferencia entre la dieta de ellos y la nuestra estriba en la presencia o ausencia de fibra.

También es muy importante formarse el hábito de comer lentamente - otro buen motivo para masticar bien -, porque la fibra que se consume debe tener tiempo para absorber el líquido que le hará sentir pleno y satisfecho.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada