23/9/09

¿Por qué es tan importante, en nuestra época, la relajación?

Inteligencia Práctica: Administración de la Energía Física

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE, EN NUESTRA ÉPOCA, LA RELAJACIÓN?
Primero debemos comprender a qué se llama tono muscular. Se define el tono como ‘la actividad de un músculo en reposo aparente’.

El tono tiene relación con nuestra mente, ya que el cuerpo también ejerce control sobre las funciones mentales ; es el vínculo entre el cerebro y los 656 músculos de nuestro cuerpo. Al estar tensos, esos músculos envían miles de impulsos nerviosos, produciendo en todo el cuerpo una gran excitación. Es como estar en situación de peligro, stress o angustia en forma permanente.

Por otro lado, cada cambio de conciencia actúa sobre el conjunto de tensiones. Se comprende, entonces, que actuando sobre la tonicidad, se pueda influir sobre todo el organismo psicosomático.

La tonicidad, además, tiene un efecto social. Influye sobre los demás. Una persona serena y relajada ejerce una buena influencia sobre un grupo, a la par que otra, tensa y nerviosa, producirá la influencia contraria.

La importancia de la relajación neuromuscular estriba en que permite alcanzar un ‘tono de reposo’, base de una distensión física y psíquica.

Pero el punto de partida es esencialmente mental.

Luego, una vez que la mente ha afectado el tono muscular, con ayuda de la respiración, se actúa sobre todo el organismo, por ejemplo, sobre la presión arterial o el ritmo cardíaco.

Esta relación cuerpo-mente ha sido verificada desde distintas disciplinas. Entre otras, la EUTONÍA (del griego EU= buen, justo, armonioso, y TONOS= tono, tensión), creada en 1957 para expresar la idea de una tonicidad armoniosamente equilibrada, en adaptación constante y ajustada al estado o a la actividad del momento.

VOLUNTAD Y RELAJACIÓN
Para tener un cabal dominio del cuerpo hay que saber estar activo o pasivo a voluntad. Pero el reposo muscular o relajación no es, en principio, el abandono de la voluntad, ya que el reposo muscular bien entendido refuerza la voluntad en lugar de debilitarla.

El Dr. James S. Greene, fundador del Hospital Nacional para los Desórdenes de la Locución de Nueva York, estableció la siguiente expresión: "Cuando puedan reposar y relajar los nervios, podrán hablar".

Por otro lado, el Dr. Matthew Chappel ha señalado que, con frecuencia, el esfuerzo o la fuerza de voluntad aplicados para luchar contra las preocupaciones o para resistirlas, es precisamente lo que perpetúa la preocupación o la pena.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada