23/9/09

El yoga y la voluntad

Inteligencia Práctica: Administración de la Energía Física

EL YOGA Y LA VOLUNTAD
Escribió el profesor André van Lysebeth:

"FUERZA DE VOLUNTAD, no. PERSISTENCIA, sí. Precisamos fuerza de voluntad para hacer algo árido y arduo. El Hatha Yoga no exige fuerza de voluntad en dosis masiva porque no fastidia ni cansa, y al contrario, es muy agradable. Son bien sabidos los resultados que, en poco tiempo, pasan a ser una especie de necesidad, al punto de llevarnos durante el día a desear que llegue la hora de la práctica. ¿­­Es preciso tener fuerza de voluntad para disfrutar de un gustoso desperezamiento después de una prolongada tarea sedentaria? El despertarse es de la misma naturaleza que el Hatha Yoga. ¿Ganar una buena dosis de aliento es cosa que exija fuerza de voluntad? ... Insistimos: lo que se precisa es PERSISTENCIA, ATENCIÓN y CREENCIA EN LO QUE SE HACE”.

Para una buena práctica del Yoga todo lo que se necesita es un cuarto donde disponer por un breve tiempo de SOLEDAD y SILENCIO. Luego, todo depende de la ACTITUD MENTAL de CONCENTRACIÓN y la DISPOSICIÓN DE ÁNIMO.

A partir de este momento, usted ya ha ingresado al fascinante mundo del Yoga. Por lo tanto, vamos a reemplazar la palabra ‘postura’ por un término sencillo, y demasiado básico, que usted puede encontrar en cualquier texto sobre esta disciplina: ASANA.

ASANA ES CUALQUIER POSICIÓN QUE UNO PUEDE MANTENER INMÓVIL, LARGO TIEMPO Y SIN ESFUERZO.

Para hacerlo bien gráfico, podemos decir que UNA ASANA ES CONVERTIRSE EN UNA ESTATUA QUE RESPIRA.

“Una asana es una postura que se mantiene:

1) En la inmovilidad

2) Largo tiempo

3) Sin esfuerzo

4) Con control respiratorio

5) Con control mental


Sobre este último punto, ayudan a vencer la inquietud y la fragilidad de la mente. LAS ASANAS SE HACEN CON CONCENTRACIÓN, Y AYUDAN A LA CONCENTRACIÓN.

El Yoga da salud y longevidad con las asanas, que devuelven la flexibilidad a la columna vertebral, sedando los nervios, relajando la musculatura y vivificando los órganos.

La diferencia entre un cuerpo joven y uno senil estriba, entre otras cosas, en la FLEXIBILIDAD. Por lo tanto, puede decirse que la flexibilidad es igual a la juventud.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada