5/9/09

Características de la concentración

Inteligencia Cognitiva: Captación Veloz de Datos

Concentrarse no es sólo pensar en una cosa determinada, sino revisarla por los cuatro costados, a menos que se trate de un octaedro.

La concentración es inseparable del poder de observación, a tal punto que también ha sido definida como ‘observación metódica e insistente, tanto de las ideas como de los hechos’.

LA OBSERVACIÓN EXACTA ES UN ELEMENTO CLAVE PARA PENSAR CON CLARIDAD
El desarrollo del hábito de observación constituye una parte de la educación de la mente, y los que lo practiquen encontrarán que la mente se esclarece, aumenta en poder y se hace más fácilmente manejable; de suerte que pueden dirigirla a un objeto dado mucho mejor que lo que podían hacer antes.

Otro aspecto fundamental a destacar es que la concentración no es una actividad física, sino una actividad mental.

Un alto grado de esfuerzo mental es con frecuencia dañino al cuerpo, a menos que se haya logrado siquiera parcialmente cesar con dicha asociación entre el pensamiento y el cuerpo. La tensión muscular y nerviosa nada tiene que ver con la concentración, y el buen éxito en el ejercicio no se mide por ninguna sensación o sentimiento corporal.

J. Salas Subirat, en su magnífica obra 'El Secreto de la Concentración', escribió:

También es necesario entender que la concentración no es una suma de extraordinarias capacidades mentales, más bien es una resta: debe restarse la dispersión.

En ese sentido, recordemos la famosa comparación con una lente de aumento, que concentra los rayos solares a condición de que no se la esté moviendo.

Abel Cortese

5 comentarios:

  1. Uffff no entendi nadaa!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. esta pagina no sirve para nada

    ResponderEliminar
  3. k porkeria ¡¡¡ me hizo ´perder la materia

    ResponderEliminar