7/9/09

La inteligencia es mucho más que erudición

"CUANDO LA NATURALEZA AGRAVA LAS DIFICULTADES, AVIVA EL INGENIO".
Ralph W. Emerson


Hay otro tipo de inteligencia distinto del Cociente Intelectual (CI)de los tests, y es la relacionada con el sentido común, las habilidades sociales y la capacidad de manejar adecuadamente las emociones.

El filósofo inglés John Stuart Mill escribió: ‘RECONOZCAMOS DOS ASPECTOS FUNDAMENTALES DE LA VIDA MENTAL COGNOSCITIVO Y AFECTIVO’.

Y el psicólogo Eric Berne precisó : 'Se dice que hay tres clases de inteligencia : abstracta, mecánica y de convivencia (llevarse bien con la gente). El grado de inteligencia que usted realmente ha alcanzado y usa, depende de esas habilidades, restándoles el efecto enceguecedor y deformador de imágenes que producen sus emociones'.

Cuando la inteligencia está privada de savia afectiva, bien podemos hablar de mera erudición.

La erudición abruma el entendimiento. No es bueno el honor de ser un diccionario viviente.
Un talento superior trata de entresacar las ideas dominantes de sus investigaciones: las hace sufrir una crítica severa, y si se resisten a largas pruebas las adopta y las deja lentamente adquirir fuerza; las AMA, y así vivificadas, concluyen por dejar de ser en el pensamiento ideas muertas, pasivas, para convertirse en potencias activas y vigorosas. Desde ese momento la idea, sugerida primero por el estudio de los hechos, se mueve a su vez para organizar éstos.

Por eso el filósofo francés Denis Diderot abogaba por "DEJAR DE LLENAR CABEZAS PARA FORMAR CABEZAS".

LA INTELIGENCIA Y LOS CAMBIOS
La inteligencia muestra la habilidad de cualquier sistema -biológico o mecánico- para adaptarse a los cambios del ambiente: cuanto más versátil, más inteligente.

Admitiendo que nuestra existencia, sobre todo en la actualidad, es una serie ininterrumpida de cambios, se advierte la importancia de la inteligencia bien desarrollada para afrontar con éxito a los mismos.

‘El cambio, como la luz del sol, puede ser un amigo o un enemigo ; una bendición o una maldición ; un amanecer o un ocaso’. William Arthur Ward

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada