21/9/09

La suerte y la oportunidad

Inteligencia Práctica: Proactividad e Iniciativa

No debe ser confundido el 'azar' con la 'suerte', ya que no son exactamente lo mismo.

Para el tema que aquí nos ocupa, conviene establecer que es NUESTRA RESPUESTA al azar lo que complementa la naturaleza de los eventos, y a este conjunto lo llamamos suerte.

"Debidamente entendida, la suerte es una fuerza continua que modela el destino de todo ser humano. Es la expresión, en la vida humana, de la naturaleza casual o fortuita de lo que nos rodea". Lo que llamamos ‘suerte’, como puede demostrarse con innumerables ejemplos históricos, es también un estado específico de la mente, que ayuda al individuo a relacionarse de una manera constructiva con las posibilidades que están en juego en su vida.

En otras palabras, HAY CONDICIONES MENTALES QUE FAVORECEN LA ‘BUENA SUERTE’.

Es lo que expresó el gran escritor español Miguel de Cervantes, al decir que "TODO AQUÉL QUE NO SABE CÓMO OBTENER EL MÁXIMO POSIBLE DE SU SUERTE, NO TIENE DERECHO A QUEJARSE SI ÉSTA PASA DE LARGO".

El éxito en la vida no se logra sólo con una ‘buena mano’ en el juego, sino también cuando se sabe jugar bien una mala mano.

Es decir que LAS CUALIDADES DE UNA PERSONA PUEDEN TROCAR UNA 'MALA SUERTE' EN 'BUENA SUERTE'.

Influimos en nuestra suerte por medio de nuestros actos.

La suerte puede aumentarse estando mental y físicamente preparados.

Así lo dijo William Shakespeare: "SI NO ES AHORA, PRONTO SERÁ. LO IMPORTANTE ES ESTAR PREPARADO".

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada