5/9/09

Los límites de la concentración

Inteligencia Cognitiva: Captación Veloz de Datos

La concentración no debe ser un proceso ininterrumpido.

Al encarar una situación o problema, ejercer la concentración (o sea: poder de observación, detención del pensamiento en todos los aspectos), pero dejando luego que aparezcan todos los razonamientos, ideas e imágenes que se relacionen con él. Permitir que se desarrollen.
Después volver al tema, fijando otra vez la atención en él.

Alternar un modo y otro de tratar el problema.

Esto produce un enriquecimiento y profundización, tanto de la concentración como de la elaboración creativa de soluciones.

Así no hay tanto esfuerzo de concentración habitual, y se ensanchan las perspectivas del tema, se potencian las asociaciones, y se "toma distancia".

En los momentos de reflexión la concentración debe ser evitada, ya que limita el campo del pensamiento.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada