9/9/09

Una intuición puede ser el primer paso del proceso creativo

Muchos autores asignan al proceso creativo distintas etapas, en el orden siguiente:

Intuición inicial: Establecer con claridad un problema por resolver o una actividad a comenzar.

Preparación: Se investigan todas las formas viables para desarrollar la idea incipiente.

Incubación: se deja ‘descansar’ el tema, llevándolo siempre en la consciencia.

Inspiración: se produce el relámpago creativo, que suele surgir después de un largo trabajo subconsciente.

Verificación: trabajo racional y metódico para distinguir, parcial o totalmente, la validez objetiva de la intuición, de los errores o meras expresiones de deseo.

Esta última etapa es crucial, porque es sumamente importante DISTINGUIR LA VERDADERA INTUICION DE LOS MEROS DESEOS, CONSCIENTES O INCONSCIENTES.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada