3/9/09

Claves para establecer un pensamiento positivo eficaz (II)

Inteligencia Cognitiva: Análisis

*PIENSE COMO UN HOMBRE DE ACCIÓN Y ACTÚE COMO UN HOMBRE DE RAZÓN
El pensamiento positivo no es mágico. Debe ser acompañado por una acción coherente.
Por eso es muy importante CONCEBIR EN IDEALISTA Y REALIZAR EN REALISTA.

*LA CLAVE PARA CONSOLIDAR EL PENSAMIENTO POSITIVO ES LA REPETICIÓN.
No se desanime al notar la gran lucha que se debe hacer para desterrar todo hábito de pensamiento negativo.
En 1935, el escritor Emmet Fox propuso, en una obra, la idea de pasarse siete días sin abrigar un solo pensamiento negativo. Una dieta para limpiar la estructura mental.

‘Parece fácil, ¿verdad ?’, dice el experto conferenciante Anthony Robbins. ‘Y estoy seguro de que podría serlo.
Pero quienes inician este ejercicio se sentirán frecuentemente sorprendidos al descubrir con qué frecuencia se enzarzan sus cerebros en pensamientos no productivos, temerosos, preocupados o destructivos’.


*MANTÉNGASE FIRME EN EL PRIMER ESFUERZO, QUE ES EL MÁS IMPORTANTE Del mismo modo que dando un ligero impulso a cada oscilación de un columpio, adquiere un movimiento cada vez más intenso, si repetimos un pensamiento regularmente y nos concentramos en él un poco más, éste aumentará en poder y lo viviremos más intensamente.

*APRENDA A MANTENER LA MENTE QUIETA.
Porque el silencio del pensamiento también es un poder.

"Mucha fuerza puede obtenerse aprendiendo tanto a pensar como a dejar de pensar a voluntad. Mientras estamos pensando debemos lanzar toda nuestra mente dentro del pensamiento, y pensar lo mejor que podamos; pero cuando ha cesado el trabajo de pensar, debe abandonarse POR COMPLETO, sin permitir que vague inútilmente, tocando el trabajo y abandonándolo como un bote que choca contra una roca. A una máquina no se la mantiene funcionando cuando no produce trabajo alguno, gastándola inútilmente; pero a la inapreciable máquina del pensamiento se le permite dar vueltas y más vueltas sin objeto, cansándola sin resultado útil alguno. El aprender a cesar de pensar, a dejar reposar la mente, es una adquisición del mayor valor".
Pero "dejar de pensar", como a poco de intentarlo se puede advertir, es bastante más difícil que pensar.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada