18/9/09

Comuniquemos lo que queremos recibir del otro o de los demás

Inteligencia Cognitiva: Comunicación Oral y Escrita

Adopte la actitud y la acción que usted quiere que exprese la otra persona.

El entusiasmo es más contagioso que el sarampión. También lo son la indiferencia y la falta de entusiasmo.

En cooperación con la Armada de los EE.UU., la Universidad de Investigación del Lenguaje de Kenyon College comprobó que cuando a una persona le gritan, ésta no puede evitar responder a gritos, aun cuando no pueda ver a la persona que le habla.

Se hicieron ensayos por teléfono y conmutador para determinar el tono de voz más adecuado para dar instrucciones y órdenes. La persona que hablaba hacía preguntas simples, cada una en un tono de voz diferente. Invariablemente las respuestas fueron dadas en el mismo tono de voz.
Cuando la pregunta se hacía en tono suave, la respuesta se daba en tono suave. Cuando la pregunta se hacía en tono fuerte, la respuesta se daba en tono fuerte.

El asombroso resultado de estos ensayos, sin embargo, fue el descubrimiento de que la gente en el lado receptor SENCILLAMENTE NO PUDO EVITAR ser influenciada por el tono de voz de la persona que hablaba. POR MUCHO QUE SE ESFORZÓ, su propio tono de voz subía o bajaba en la misma proporción en que subía o bajaba el de la persona que hablaba.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada