21/9/09

Consejos para tener buenas relaciones humanas (I)

Inteligencia Emocional: Habilidades Sociales

INSPIRAR CONFIANZA ES LA BASE PARA UNA BUENA RELACIÓN
La confianza es una impresión anclada en el presente con raíces en el pasado y proyectada hacia el futuro, al confiar en alguien echamos mano de informaciones que nos orientan hacia esa confianza, y nos inducen a actuar de una manera muy distinta que si carecemos de la misma.

La confianza se inspira cuando demostramos coherencia entre el decir y el hacer.

Como le hacía razonar Jean de la Fontaine al zorro de una de sus fábulas: "Si su canto concuerda con su plumaje...:

La confianza es uno de los factores más poderosos para crear un CLIMA RELACIONAL FAVORABLE.

CÓMO VEMOS A LOS DEMÁS DETERMINA CÓMO LOS TRATAREMOS
“La forma en que tratamos a la gente depende obviamente de LO QUE PENSAMOS QUE ES, al igual que la forma en que tratamos todo lo demás. Ninguna otra forma sería inteligente. Nuestros sentimientos para con los hombres dependen de nuestros conceptos, de nuestro conocimiento de ellos”.

RECUERDE ESTE PRINCIPIO GENERAL: TODOS SOMOS EL CENTRO DE NUESTRO PROPIO UNIVERSO... USTED Y CADA PERSONA CON LA QUE USTED HABLE.

Cada persona es la estrella de su propia película. Cada persona valora sus propias ideas (e ideales). Cada persona que compra la idea que usted le vende, lo hace incorporándola como su propia idea.

El filósofo francés René Descartes no se equivocó al decir que "EL AMOR PROPIO ES LO MEJOR REPARTIDO EN EL MUNDO".

PRESTE ATENCIÓN A SUS SEMEJANTES
Para advertir la importancia de este consejo, comience por reparar en el efecto que causa en usted ser objeto de atención.

Cuando alguien nos presta atención, nos hace un enorme cumplido. Está expresando cierto reconocimiento de nuestra importancia. Y eso nos provee energía, entusiasmo, nos levanta la moral. De pronto actuamos con más afabilidad, somos más cooperadores, y trabajamos con más ahínco.

Buena parte del prestar atención a otra persona es saber escuchar. Cuando se comunica con un semejante, no olvide TENER LAS OREJAS PUESTAS.

DAR Y RECIBIR
Los que dan, atraen; los que sólo quieren recibir, repelen.

Primero empiece por saber qué es lo que quiere de la vida. Sea lo que sea, hay una exigencia ineludible para la consecución de sus sueños.

NECESITA QUE LA GENTE LE AYUDE
Debe atraer a otras personas con las que pueda compartir su fe, sus saberes, sus talentos. Cuando haga eso, otra unidad de poder se añadirá a sus energías combinadas. Se fijarán las metas. ¡Ahora el éxito es alcanzable! Y de esta manera surgirá la esperanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada