16/9/09

De qué manera la iniciativa lleva al progreso

El hombre que experimenta un mayor crecimiento personal como resultado de cierta circunstancia fortuita, quizá de cualquier manera estaba preparado para madurar. Pasteur decía que la suerte favorece a la mente preparada. El hombre derrotado por las circunstancias quizá pudo triunfar de haber estado hecho de otro material.

Todos conocemos a individuos cuya madurez y aprendizaje sólo pueden explicarse en términos de un impulso interno, de una curiosidad, de un elemento de búsqueda y exploración en su personalidad.

El capitán William Cook, célebre explorador, declaraba: "Yo... tenía la ambición no sólo de llegar más lejos de lo que jamás había llegado antes hombre alguno, sino de llegar hasta donde le fuese imposible llegar a cualquier hombre". De la misma forma que la inquieta búsqueda de Cook lo llevó a recorrer la faz de la Tierra, otros hombres se embarcan en odiseas de la mente y el espíritu".

Y se embarcan aun cuando las condiciones internas y externas no sean las óptimas.

Para poner sólo un ejemplo notable: Charles Goodyear carecía de formación científica, y no tenía más que instrumentos rudimentarios, como un fogón de cocina, para hacer sus experimentos. Pero tenía fe ciega en su búsqueda del proceso de vulcanización del caucho, y persistió a pesar de sus necesidades económicas y los contratiempos personales, hasta que descubrió el proceso.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada