3/9/09

El aprender y la acción

Inteligencia Cognitiva

No tema la acción, porque la misma, aunque errada, es una fuente de aprendizaje. Así lo dijo, hace muchos siglos, Aristóteles: "las cosas que debemos aprender, antes de poder hacerlas, aprendemos haciéndolas".

Poco se puede aprender sin hacer nada. Un proyectil no puede corregir su curso si está quieto. Sólo puede corregir sus errores cuando avanza hacia el blanco.

VIVA INTENSAMENTE, CON LOS OJOS MUY ABIERTOS
Pídale a alguien... que evoque dos o tres de las experiencias de aprendizaje más importantes de su vida, y nunca hablará de los cursos que siguió o los diplomas obtenidos, sino de los roces con la muerte, las crisis que soportó, las confrontaciones o los desafíos nuevos e inesperados.

En otras palabras, hablarán de las ocasiones en que se rompió la continuidad, en que no pudieron apoyarse en la experiencia anterior, ni pudieron basarse en las normas o el manual. Pero sobrevivieron, y llegaron a considerar el episodio como una experiencia de aprendizaje, de crecimiento. Por consiguiente, el cambio discontinuo, cuando se lo afronta debidamente, es el modo de crecer.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada