16/9/09

El espíritu de iniciativa implica una acción continua

Quien esté falto de iniciativa, por muy excelentes que sean las demás circunstancias que en él concurran, se parecerá a un magnífico automóvil parado por falta de motor. El aspecto de la carrocería es muy hermoso, pero de nada sirve hasta que la ponga en veloz marcha el motor.

Ya dijeron los antiguos que ‘ERRANDO, ERRANDO, DEPONITUR ERROR’, esto es, que a fuerza de equivocarse se aprende a acertar, con tal de que haya firme voluntad de no reincidir en la misma equivocación.

Hay gente que no quiere cometer errores, Y ESE ES SU ERROR.

LA PERSONA QUE HACE PUEDE EQUIVOCARSE. LA QUE NO HACE, YA ESTÁ EQUIVOCADA.

Dejarse llevar por el temor es ESPERAR. Y esperar SIGNIFICA DEPENDER DE OTROS.

Por supuesto, superar el temor no implica falta de prudencia, de sentido común o de reflexión. EL ESPIRITU DE INICIATIVA debe ir unido siempre UNIDO A LA DUDA METÓDICA.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada