18/9/09

El sentimiento o entusiasmo

Inteligencia Cognitiva: Comunicación Oral y Escrita

Si no hay entusiasmo por el tema no habrá emoción al expresarse, y tampoco poder de convicción.

Para tener entusiasmo el tema del que hablamos debe ser un tema sentido, importante o conmovedor para nosotros.

Por eso ha dicho Quintiliano que "EL ÁNIMO HACE AL ORADOR". Es casi imposible impresionar a un interlocutor o auditorio si el tema del que hablamos no surge verdaderamente de nuestro interior.

‘CUALQUIERA QUE SEA EL LENGUAJE QUE EMPLEEMOS, NUNCA LOGRAREMOS DECIR OTRA COSA QUE LO QUE SOMOS'. Ralph W. Emerson

DRAMATIZAR LO QUE SE COMUNICA
Dramatizar algo es darle acción. Y eso puede hacerse de distintos modos.

Se puede dramatizar mediante el uso de un diálogo, imaginario o real (con el público o un interlocutor).

También haciendo una cita de alguna figura muy famosa, o efectuando una narración, o dando un ejemplo personal, mostrando un objeto, formulando una pregunta impresionante, o realizando una afirmación sorprendente...

La dramatización, como otros recursos, está dirigida a DESPERTAR LA CURIOSIDAD del público.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada