18/9/09

La preparación

Inteligencia Cognitiva: Comunicación Oral y Escrita

"TODO DISCURSO BIEN PREPARADO ESTÁ YA PRONUNCIADO EN SUS NUEVE DÉCIMAS PARTES".
Dale Carnegie

Si se quiere hablar bien hay que pagar el precio debido. Hay que trabajar, pensar y practicar.
Nadie ha encontrado nunca un sustituto satisfactorio para la inteligencia, ni para la preparación.

"SI TENGO QUE DIRIGIR UN DISCURSO DE DOS HORAS, EMPLEO DIEZ MINUTOS EN SU PREPARACION. SI SE TRATA DE UN DISCURSO DE DIEZ MINUTOS, ENTONCES ME LLEVA DOS HORAS..."

Así se expresaba nada menos que Winston Churchill.

Además del qué se dirá, es enorme la importancia del cómo habrá de decirse. Y aquí interviene lo más importante que puede esgrimirse en un diálogo o un discurso: el arte de interesar. En la preparación de una clase o discurso hay que dar mucho más tiempo a buscar medios de suscitar el interés que el que se dio al estudio del tema.

La buena preparación también aumenta la claridad de nuestro pensamiento y de nuestra expresión.

Recordemos el viejo aforismo que dice: ‘SI LA FUENTE NACE TURBIA, NO IRÁN CLAROS LOS ARROYOS’.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada