9/9/09

La autosugestión puede provocar cambios físicos

Un ejemplo de lo que podría calificarse como cambio físico positivo puede encontrarse en un buen número de experimentos en los que numerosas mujeres consiguieron aumentar significativamente el tamaño de sus pechos simplemente a través de la sugestión.

En un experimento cuidadosamente controlado, trece mujeres participaron en doce sesiones diarias, durante las cuales recibieron una inducción hipnótica y repitieron determinadas sugerencias encaminadas a hacerles sentir las mismas sensaciones en sus pechos, que las ocurridas durante la pubertad.

En el transcurso del experimento, la medida media del pecho aumentó en 2,1 pulgadas, desde una media de 33,6 pulgadas (después de una exhalación) a otra de 35,7 (también después de una exhalación). Durante las doce semanas que duró el experimento, la caja torácica inmediatamente debajo de los pechos no registró ningún cambio significativo.

LA MÚSICA TAMBIÉN PUEDE SER UN FACTOR DE AUTOSUGESTIÓN
Todos conocemos la experiencia de ser exaltados por un tipo de música, y también inducidos a la melancolía o a la tristeza por ciertas melodías. Tome conciencia de aquel tipo de música que puede favorecer en usted los estados psicológicos que pretende fomentar.

Recordemos que uno de los más grandes músicos de la historia, Ludwig van Beethoven, aceptaba este principio, cuando afirmó: "LA MÚSICA ES VERDADERAMENTE MEDIADORA ENTRE LA VIDA DE LOS SENTIDOS Y LA VIDA DEL ESPÍRITU".

LA AFIRMACIÓN EFICAZ
Una afirmación eficaz, dirigida a la consecución de un objetivo, consta de tres elementos:

1) La DECLARACIÓN, formulación correcta de lo que se dice o expresa.

2) La COMPRENSIÓN o ENTENDIMIENTO, tanto del fin como de los medios.

3) La VOLUNTAD o DESEO real de alcanzar ese fin a través de esos medios.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada