9/9/09

La autosugestión y el deporte

En el campo del deporte, las pruebas se encuentran en los registros atléticos del último siglo. Ahora que la milla se recorre en menos de 3 minutos 50 segundos, y los levantadores de pesos pueden levantar más de 560 libras, estas hazañas no se consideran como algo supernatural. Pero si le hubiéramos dicho a un experto en deportes de 1878 que esos récords eran humanamente posibles, nos habría tomado por locos de remate. De hecho, hace pocos años, un hombre de 50 años logró correr el maratón a mayor velocidad que el ganador de la medalla de oro en las Olimpíadas de 1948, mientras que otro de 65 consiguió igualar la marca del campeón olímpico de maratón de 1908.

Algunas de estas mejoras verdaderamente fantásticas son atribuibles a la ‘tecnología’ ; es decir, a una mejor selección, métodos de entrenamiento, nutrición y vitaminas.

Pero ese mismo tipo de ‘tecnología’ le ha sido aplicado a los caballos de carreras, junto con métodos de cría absolutamente descartados con los seres humanos y, sin embargo, no se ha logrado una mejora de sus marcas mínimamente comparable.

Hoy, los atletas de todos los campos, desde el golf al levantamiento de pesos, afirman inequívocamente que los factores ‘mentales’ o ‘psicológicos’ son fundamentales para conseguir un rendimiento óptimo. Las medidas técnicas son necesarias para desbrozar y preparar el terreno ; pero llegar a las cotas máximas de rendimiento depende fundamentalmente de la intencionalidad.

‘El único límite es la mente’ -afirma el actor y levantador de pesos Arnold Schwarzenegger, cinco veces Mr. Universo y quizá el más conocido ‘cultivador del cuerpo’ de todo el mundo-. ‘En la medida en que la mente pueda concebir la idea de que eres capaz de hacer algo, podrás realizarlo, pero sólo si lo crees al cien por cien. Todo consiste en el dominio de la mente sobre la materia’.

Schwarzenegger describe cómo PIENSA su camino hasta un determinado músculo, y cómo lo visualiza de mayor tamaño, y también cómo levanta mentalmente los pesos antes de levantarlos físicamente.

‘Cuando los levantadores de pesos se encuentran frente a la barra -afirma- ‘deben levantarlos primero mentalmente para luego hacerlo físicamente. Si albergan el menor porcentaje de duda o vacilación, no serán capaces de conseguirlo'.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada