2/9/09

La esperanza o expectativa refuerza la voluntad

Nuestra capacidad debe mucho a la energía de nuestras esperanzas.

POSSUNT QUIA POSSE VIDENTUR, decían los antiguos. "Pueden porque pueden verlo".

Cuando el éxito parece cercano, la voluntad se reanima.

TRES EJERCICIOS SIMPLES DE VOLUNTAD:
Sonría, cuando quiera fruncir el entrecejo.
Piense en algo positivo cuando desee no pensar en nada.
Encuentre algo útil en toda tarea, aunque parezca o sea desagradable.


¿Qué hay que hacer cuando no se tienen ganas de HACER lo que hay que hacer?

El científico Thomas Huxley aconseja: "ADQUIERA la habilidad de hacérselo hacer".

Y el gran psicólogo William James explica cómo alcanzar esa habilidad:

‘Si deseamos vencer tendencias o motivos desagradables, es preciso que, en forma asidua y particularmente con gran sangre fría, ejecutemos los movimientos exteriores de aquellas disposiciones contrarias que deseemos cultivar. Elevar la frente, dar brillantez a la mirada, contraer el abdomen y levantar el pecho y hablar en tono mayor, son todos actos que, si los ejecuta un individuo que no tenga el corazón completamente helado, sentirá penetrar el calor en él’.

LA SALUD Y LA VOLUNTAD
La voluntad abarca todos los aspectos de nuestra vida. Hasta la salud y la enfermedad. El gran médico Paracelso, hace muchos siglos, lo advirtió para la posteridad:

'DEBÉIS SABER QUE LA ACCIÓN DE LA VOLUNTAD ES, EN MEDICINA, UN IMPORTANTE FACTOR'

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada