2/9/09

La visualización es una extraordinaria herramienta para el fortalecimiento de la voluntad

Repare en el resultado de la confrontación de imágenes versus palabras.

Deténgase a observar una publicidad para cigarrillos. ¿Cuál de los elementos produce una reacción más intensa en el público, la advertencia de que fumar es perjudicial para la salud, expresada en palabras, o la imagen de felicidad y satisfacción emotiva asociada con fumar un cigarrillo?

Es evidente que las empresas tabacaleras se dirigen directamente a la mente empírica, con la imagen que refleja un tipo de vida atractiva y deseable al consumidor. Al lado de esto, ¿qué impacto puede tener una abstracción referida a la salud de ese consumidor ? Eso sí, las empresas tabacaleras lo pensarían dos veces, si se las obligara a incluir en su aviso la imagen de una persona internada en un hospital, al borde de la muerte y rodeada por sus desolados familiares.

EL HÁBITO ES EL AUXILIAR MÁS PODEROSO DE LA VOLUNTAD
El hábito abarca los tres elementos básicos de la voluntad: orden, constancia y disciplina.

Desde un principio, lo mejor es dar pasos cortos, pero continuos. El hábito implica la incesante repetición de actos voluntarios que, con frecuencia, van echando raíces. El camino más adecuado para hacerlo es acostumbrarse a hacer siempre lo más conveniente, lo que a largo plazo será lo mejor; pero partiendo siempre de objetivos o unidades de vencimiento simples, sencillas, aparentemente poco significativas.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada