16/9/09

Los bloqueos para la creatividad

Hay cuatro tipos diferentes de bloqueos, presentes en la mayoría de los individuos, que inhiben la creatividad.

Uno de ellos es el bloqueo perceptual: no ver cuál es el problema o qué es lo que anda mal. Hay una segunda serie de bloqueos denominados ‘culturales’. Su origen es la manera en que hemos sido educados, qué es lo que se nos ha enseñado a aceptar como bueno y como malo.

También existen los bloqueos intelectuales, la negatividad, los prejuicios, etc. Finalmente, tenemos bloqueos emocionales que están dentro de nosotros por causa de las inseguridades que sentimos como individuos.

Es preciso mantenerse atento a los prejuicios y las obstinaciones, que son bloqueos a la comprensión y a la creatividad. Piense que muchas ideas no pueden entrar al cerebro porque otras le cierran el paso.

CUIDADO CON LAS CLASIFICACIONES
Intente no ‘ponerle nombre’ demasiado rápido a su oportunidad, a su amenaza, a su objetivo, al conflicto o al desafío que usted siente.

Es mejor usar definiciones dinámicas. La diferencia entre una definición estática y una dinámica es que la última en realidad no es una definición, sino una posibilidad. La fluidez de lo posible no impide el surgimiento de ideas nuevas como lo hace la rigidez del ser.

Recuerde que la diferencia entre una amenaza y una oportunidad puede llegar a ser únicamente una cuestión de percepción.

La rigidez de las palabras se asocia con la rigidez de las clasificaciones. Y a su vez, la rigidez de las clasificaciones lleva a la rigidez en la manera como se enfocan las cosas.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada