16/9/09

No confundamos buena administración del tiempo con apuro

Inteligencia Práctica: Administración del tiempo

El apuro, aunque parezca lo contrario, no es muy práctico. ‘Voy despacio, pero así nunca desando lo andado’, decía Abraham Lincoln, quien justamente no se caracterizaba por llevar una vida ociosa.

Aun así, éste el aspecto menos importante de ‘vivir apurado’. La consecuencia más dramática es el daño a la salud.

Los cardiólogos californianos Meyer Friedman y Ray Rosenman observaron que los pacientes aquejados de enfermedades cardíacas eran víctimas de la “enfermedad del apuro”.

Su problema, según el Doctor Friedman, “se origina en un deseo insaciable de lograr demasiado o de participar en demasiadas cosas en el tiempo disponible”.

ESCRIBIR ES UN EXCELENTE RECURSO PARA ORGANIZAR MEJOR EL TIEMPO
Un buen método para la buena administración del tiempo es el de escribir las tareas a realizar e irlas encarando una a una. Este es el método preferido del empresario y escritor Mark McCormack: “He aprendido a separar mis emociones vinculadas con el trabajo, así como mi día laboral. Lo escribo todo y como dejo mis notas donde sé que aparecerán en el lugar correcto y en el momento oportuno, una vez que he anotado algo lo olvido. El resultado final es que cuando dejo de trabajar, también dejo el stress relacionado con el trabajo”.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada