21/9/09

Sobre las relaciones humanas

Inteligencia Emocional: Habilidades Sociales

‘NO ES QUE LOS HOMBRES ESTÉN EN CONTRA TUYO. LO QUE PASA ES QUE ESTÁN A FAVOR DE ELLOS’.
Gene Fowler

La importancia de las relaciones humanas no hace falta explicarla. Pero sí conviene definir hasta qué punto son ellas determinantes en todos los aspectos de nuestra vida, o sea, en nuestra salud física y mental, y en nuestro desarrollo social y económico.

Por ejemplo, estudios realizados por la Fundación Carnegie, y reafirmados por el Instituto Carnegie de Tecnología, demostraron que aun en ramos técnicos como la ingeniería, cerca del quince por ciento del éxito financiero de cada profesional se debe al conocimiento técnico, y alrededor del OCHENTA Y CINCO POR CIENTO se debe a la habilidad en INGENIERIA HUMANA: a la PERSONALIDAD y la capacidad para tratar con las personas.

Un experto en relaciones públicas, Henry Rogers, sostiene:

‘Desarrollar sus potenciales en las relaciones será más importante para su carrera que todo el conocimiento académico que adquiera en la facultad, más importante en la determinación de su futuro como licenciado en arte, en ciencias, doctor en ciencias económicas, en leyes o incluso en filosofía. Permítame que se lo presente en forma de máxima: EN LA MEDIDA EN QUE SE RELACIONE SENSIBLE Y ADECUADAMENTE (Y SÍ, INCLUSO CAUTIVA- DORAMENTE) CON LAS PERSONAS Y LOS HECHOS QUE ENFRENTE, TANTO EN SU TRABAJO COMO EN LA VIDA PERSONAL, TENDRA ÉXITO.

Para desarrollarse en el terreno de las relaciones con la gente, es necesario entender, ante todo, que si uno quiere ser un éxito hoy, debe tener la capacidad de VENDERSE.

Una vida plena y exitosa se construye gradualmente a partir de una serie de interacciones cotidianas con otros seres humanos, en las que algunos intercambios son vitales y otros triviales; sin embargo, ninguno deja de tener consecuencias. De hecho, el índice del éxito profesional y personal estará determinado, casi infaliblemente, por la forma más o menos eficaz en que maneje dichas interacciones.

Los demás son muy importantes. En definitiva, sea cual sea el aspecto bajo el que lo miremos, siempre que lo hagamos sanamente, no hay nada en el mundo que sea tan importante como las personas.

El Dr. Donald Norfolk precisa:

"Necesitamos compañía para conservar a nuestro corazón y nuestra mente en buen estado. Los médicos que trabajan en unidades de cuidado intensivo saben que una enfermera puede controlar el pulso errático de un paciente mediante el simple acto de tomarle la mano y brindarle apoyo.

"Si somos afortunados, toda nuestra existencia transcurrirá sin la ayuda de la medicina altamente tecnificada, pero si somos inteligentes, no dejaremos pasar un solo día prescindiendo de la terapia del amor. Esta es una medicina efectiva que todos pueden aplicar, sin formación académica ni títulos formales. En realidad, éste es el único campo en el cual los amateurs son los únicos verdaderos profesionales, puesto que el mismo término ‘amateur’ significa "alguien que ama".

Hasta la sonrisa, ese bálsamo gratuito y efectivo, depende de la interacción con nuestros semejantes. Tenemos siete veces más probabilidades de sonreír mientras estamos conversando, o en relación con un amigo, que cuando estamos solos.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada