21/9/09

Un sencillo ejemplo de estímulo

Inteligencia Emocional: Gestión de las Emociones

‘Cierto caluroso día de verano tomé asiento en un atestado vagón restaurante. Cuando el mozo me dio la lista de platos le dije:

-Mal deben de estarlo pasando hoy los muchachos de la cocina.

Me miró con aire de sorpresa y comentó:

-Oigo siempre a los viajeros quejarse de la comida, echar pestes del servicio, renegar del calor. Usted, señor, es la primera persona a quien, en los 19 años que llevo aquí, le veo mostrar algún interés por los que están en la cocina’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada