3/9/09

El poder del pensamiento

Inteligencia Cognitiva: Análisis

El pensamiento puede alterar los sentimientos, ya que nos permite ver las cosas de otra manera.
A veces, no nos ponen nerviosos determinadas circunstancias o presiones, sino LO QUE PENSAMOS DE ELLAS.

Por otro lado, TODO LO QUE EL HOMBRE LOGRA, Y TODO LO QUE DEJA DE LOGRAR, ES EL RESULTADO DIRECTO DE SUS PROPIOS PENSAMIENTOS.

Es sorprendente, pero no por eso menos cierto, que el sistema nervioso no señale jamás la diferencia existente entre una "experiencia" imaginada o una "experiencia real". Reacciona a ambas automáticamente, con la información que se le ha suministrado desde el prosencéfalo.
Su sistema nervioso reacciona apropiadamente con respecto a lo que usted "piensa" o "imagina" ser VERDAD.

Y en esto estriba la fuerza del pensamiento. Raramente el mismo tiene un carácter de neutralidad tan grande como para no ejercer ninguna sugestión positiva o negativa sobre nuestra personalidad.

"Los pensamientos, además, pueden enfermarnos y pueden curarnos. Un estado de ánimo saludable puede salvarnos la vida, un estado de ánimo negativo puede apresurar nuestra muerte". Es lo que expresó el escritor Thomas Hardy, al decir : ‘MÁS VIDA PUEDE ESCURRIRSE A TRAVES DEL PENSAMIENTO DE UN HOMBRE QUE A TRAVÉS DE UNA HERIDA ABIERTA’.

El pensamiento nos afecta tanto psicológica como físicamente.

Todo pensamiento que entre a su mente tiene cierto grado de efecto. Por ejemplo, la investigación extensa relativa al catarro común casi no ha producido resultados confiables sobre la causa ni sobre la cura del mismo. Sin embargo, se ha llegado a determinar en forma conclusiva que usted tiene mayor probabilidad de 'contagiarse' del resfriado cuando usted está emocionalmente deprimido.

EL PENSAMIENTO DETERMINA NUESTRA EFICACIA
"Una meta es un objetivo que se desea lograr. Un plan es una forma específica para alcanzar esa meta. Tanto las metas como los planes son IDEAS QUE HAY EN SU MENTE".

'TODA IDEA ES UNA FUERZA, POR TANTO, UN PRINCIPIO DE ACCIÓN'.

A veces, como bien lo señala el escritor Gordon Muller, en lugar de decir de un hombre: "es un triunfador", podríamos decir "tiene mentalidad de triunfador".

LA MENTE ES EL CENTRO PROMOTOR DEL ÉXITO O DEL FRACASO DE UNA VIDA.

Abel Cortese

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada