16/9/09

El arte de agradar

Inteligencia Emocional: Habilidades Sociales

Puede decirse que el ‘encanto’ o las ‘cualidades para agradar’ consisten en las siguientes virtudes personales, bien desarrolladas:

1) BUEN HUMOR

2) SUAVIDAD

3) TACTO


EL BUEN HUMOR
La importancia de una sonrisa estriba en que constituye un mensaje inequívoco. TODA LA GENTE SONRIE EN EL MISMO LENGUAJE.
El genial dramaturgo William Shakespeare aconsejó: ‘PARA CONSEGUIR LO QUE QUIERAS, TE VALDRÁ MÁS LA SONRISA QUE LA ESPADA’. Despiértese con una sonrisa en la cara - o si no la tiene póngase una- porque una actitud positiva en cuanto a usted mismo y su trabajo hará que sea un placer tenerlo cerca.

Los quejosos, solitarios y agoreros, y la gente simplemente negativa, acaban por ser eliminados en los negocios. Los positivos y optimistas son los que tienen las mayores probabilidades de progresar.

Debemos procurar crearnos una más atractiva personalidad que plazca a los demás; podemos llegar a conseguir que nuestra persona se realce irradiando felicidad, y que esta felicidad se comunique a los otros. Como dice William Henley, en su inmortal poema INVICTUS:
‘Fuera la noche que me cubre, negra como el abismo de polo a polo, doy gracias a todo lo bueno que ha sido creado para mi alma. Yo soy más fuerte que las circunstancias, por adversas que sean. Bajo la maza de la suerte, mi cabeza ha quedado ensangrentada, pero continúa erguida...’

LA SUAVIDAD
‘Suavidad es ‘el arte de ser suave, gracioso, agradable de maneras, bien educado, afable y encantador’. El término deriva de la palabra latina SUAVIS, que significa ‘dulzura’. Generalmente expresamos su cualidad mental por las palabras ‘buena educación’, por más que no den el verdadero significado de la idea. La suavidad consiste en el poder de hacer llegar a los demás la propia simpatía; en observar los principios de la verdadera educación; EN COMPORTARSE CON LOS QUE TENEMOS AL LADO EN LA FORMA QUE DESEAMOS QUE SE COMPORTEN CON NOSOTROS.

Abel Cortese

El Tacto: http://inteligencia-exitosa.blogspot.com/2009/09/el-tacto-y-la-simpatia.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada